Eliminar piojos

#

Nuestro cabello tarda algún tiempo en acostumbrase a los champús naturales y volver a producir el sebo de manera normal, pero en un par de semanas empezará a recuperar su ciclo normal.
Los champús naturales son aquellos que no contienen sustancias como:

  • Parabenos
  • Parafinas, aceites minerales, polímeros y otros derivados del petróleo
  • Laurilsulfato sódico o lauril éter sulfato de sodio
  • Ftalatos
  • Siliconas en general: polímeros, dimeticona, fenil trimeticona, ciclometicona, etc.

Hacer un champú 100% natural es casi imposible, pero sí podemos elegir uno que contenga el mínimo de elementos tóxicos y potencialmente dañinos para nuestra salud y una mayor cantidad de productos naturales (aceites, extractos, etc).
El uso de champús con ingredientes sintéticos ocasiona efectos en nuestro cabello y cuero cabelludo nada deseables:

  • Irritamos el cuero cabelludo de forma progresiva
  • No dejamos que el pelo y la piel respiren e impedimos su regeneración natural
  • Conseguimos un efecto satisfactorio muy a corto plazo, en poco tiempo notamos como se nos ensucia y nos obliga a lavarlo con mayor frecuencia.
  • Impiden la producción natural y controlada del propia sebo, creando desequilibrios de raíces grasas y puntas secas y abiertas, pelo sin luminosidad, etc.
  • Penetran a través de la piel y llegan al torrente sanguíneo causando desequilibrios progresivos en nuestro sistema inmune, hormonal, etc.

Es por eso, que cuando nos pasamos a un champú natural, nuestro cabello y nuestro cuero cabelludo tardan un tiempo en regenerarse y equilibrarse y dependiendo de lo dañado que esté, tardará más o menos tiempo. Podemos utilizar mascarillas caseras para acelerar el proceso.
Aquí os dejo un enlace con los ingredientes de una mascarilla que fácilmente podremos hacer en casa
Mascarilla regeneración capilar